Elevar tus estándares

Transformá tus "deberías" en "elijo"


Objetivos¿Cuántas veces te dijiste lo que "deberías" hacer?
Debería perder peso.
Debería tener más confianza.
Debería ganar más dinero.
Debería tener una relación más apasionada.
   La gente tiene una lista interminable de cosas que creen que deben hacer o deberían seguir haciendo. Y estos "debería" tienen aproximadamente el mismo valor que los propósitos de Año Nuevo; es decir, si se realizan es emocionante, pero si no, no nos va a resultar demasiado decepcionante porque en el fondo ya sabíamos que no se iban a realizar; porque un "debería" es un deseo que lleva implícito el justificante de no cumplirlo.

   ¿Pero qué sucede cuando decidís que algo es un absoluto “ELIJO HACERLO?
   ¿Qué sucede cuando eliminás cualquier posibilidad que no sea la de tener éxito?
   ¿Cuando decidís que ya está bien, que vas a encontrar una manera de hacer que algo suceda sí o sí?

    Cuando vos cambias tus estándares y cambias los "debería" por “elijo”, estás haciendo un cambio interior para tomar el control sobre la calidad de tu vida. Cualquier área que no está recibiendo lo que querés es porque no elevaste tus estándares.

   Tomemos una relación, por ejemplo. Esto es un reflejo directo de tus estándares. Algunas personas se encuentran en una relación en este momento, pero no son felices porque su estándar es que deben estar en una relación, no que tengan que tener pasión, emoción, alegría y amor. Otros pueden no estar en una relación porque su estándar es que no deben ser heridos.

   Si querés un cambio real, tenés que estar dispuesto a hacer tu parte.   

   Comenzá por preguntarte, honestamente, quién sos.

   ¿Sos un ganador?
   ¿O siempre vas un paso por atrás?
   ¿Sos vos el alma de la fiesta?
   ¿O sos más reservado? etc.
   Responder a estas preguntas y descubrir cuáles son tus verdaderas creencias sobre vos mismo es fundamental. Debido a que esta es tu identidad. Y el hecho es que estamos programados para seguir adelante siendo coherentes con quien creemos que somos.

   Pensá en alguien que está tratando de dejar de fumar. Puede decirse a si mismo: "Voy a hacer mi mayor esfuerzo para dejar de fumar, pero yo siempre fui un fumador." No importa lo mucho que lo intente, si su identidad es que es un fumador, es inútil. Y los días hasta que se vuelve a fumar de nuevo están contados, debido a que actuamos en última instancia en consonancia con lo que creemos que somos.

   La mayoría de la gente, si observan la forma en que viven sus vidas hoy, encuentran que su identidad se basa en un conjunto de estándares y creencias que crearon hace 10, 20, 30 o más años. De hecho, muchos de nosotros tomamos decisiones cuando éramos niños acerca de lo que creemos, de lo que somos capaces y de lo que somos como personas y que se han convertido en el techo de cristal que nos controla. Pero, ¿sos la misma persona que eras en aquel entonces? ¿sos la misma persona que eras hace un año? Con el tiempo, la mayoría de la gente simplemente deja de tratar de romper ese techo de cristal. Se dicen "mi vida es así", o "eso es lo que soy." Pero, irónicamente, al hacer esto, en realidad se están negando lo que realmente son. Están viviendo bajo una falsa identidad que está basada en las falsas creencias que adoptaron en algún momento del pasado.

   Entonces, ¿cómo te definís? y ¿cuándo empezaste a creer eso? ¿Cuántos años hace que dejaste de decidir lo que podías y no podías hacer en tu vida? ¿No crees que es hora de elevar tus estándares, convertir tus "debería" en “ELIJO” y tener una nueva identidad? La fuerza más fuerte de la personalidad humana es la necesidad de estar en consonancia con la forma en que nos definimos. Vas a encontrar que al hacer estos cambios vas a hacer un cambio duradero en tu calidad de vida.

Para mi es importante tu opinión.
Dejame tu comentario, sugerencia o tema que te gustaría leer.
Decinos algo acá...
Cancel
Ingresar con ( Registrarte ? )
o escribir como invitado
Cargando comentarios... The comment will be refreshed after 00:00.

se el primero en comentar!!!